No es crisis es crónico

Observatorio de fragilidad emocional. 2011

C.A.S.I.T.A. significa en este proyecto: Crónica Afectiva y Subjetiva de Interrelaciones en los Tiempos Actuales

Se propuso como proyecto expandido por diversos espacios de la Facultad de Bellas Artes de la UCM de Madrid. Se aglutinó fundamentalmente en torno a la exposición “No es crisis, es crónico” en la sala de exposiciones de esta facultad. A petición del Vicedecanato de Extensión Universitaria la exposición presentaba materiales y desarrollos de fases anteriores del proyecto El Ente transparente: Ganarse la Vida y Caja Negra, y presentaba una  nueva propuesta: Observatorio de Fragilidad Emocional.

El Observatorio es un espacio diseñado para activar la escritura de narraciones sobre la extendida precariedad existencial y emocional contemporánea, entendiendo que es una consecuencia de la convivencia y cruce de los siguientes fenómenos: la precariedad Laboral, regulación de los afectos y los cuidados por los nuevos capitalismos, la virtualidad emocional de internet y la imparable renovación tecnológica que ha redefinido nuestros tiempos de vida.

El Observatorio cuenta con dos propuestas Crónicas y Ficciones.

Crónicas es un video en el que nos apropiamos de las imágenes de las novelas gráficas de los años 60 y 70 con el fin de dotarlos de narrativas sobre las emociones de algunas situaciones en el momento presente. Imágenes del pasado con textos sobre el presente.

Ficciones es una video instalación que nos muestra momentos contemporáneos. Se puede acompañar con diferentes piezas de audio al azar de algunos fragmentos de la literatura de ciencia ficción sobre un futuro cercano. Estos fragmentos no tienen un punto de vista utópico, pero son reflexiones o declaraciones sobre los cambios en nuestros estilos de vida en un futuro próximo. Cuenta con textos de Houellebecq, Ursula K. Le Guin, Stanislaw Lem, Philip K. Dick, Murakami, etc. Imágenes del presente con textos sobre el futuro.

El Observatorio también propone al público que intervenga libremente en unos impresos con estructura de foto-novela, es decir con marcos de imagen y bocadillos de texto vacíos, de modo que el espectador sea capaz de completar con textos y dibujos y con su particular punto de vista, siguiendo algunas de las pautas que se pueden ver en las dos piezas que articulan el espacio Crónicas y Ficciones.

De esta manera se ofrece y genera un espacio de experimentación sobre las narrativas de las emociones contemporáneas vinculadas a los conceptos de fragilidad y precariedad utilizando la escritura y el dibujo.

La exposición se complementaba con el desarrollo de Todos los Cuerpos Afectados, una serie de tres mesas redondas en el aula nº 201 o Aula de Anatomía.

Este aula tiene una estructura de anfiteatro con gradas en cuyo centro se colocaba un cadáver o modelo vivo que servía para avanzar en el análisis del cuerpo humano en relación a su dibujo desde una perspectiva mimética, tanto en la enseñanza del dibujo en tiempos pasados.

El colectivo C.A.S.I.T.A, recuperó este escenario para la discusión en torno a al malestar crónico de nuestro cuerpo social, así como plantear posibles posiciones, vías de emancipación y modos de hacer al respecto.

Los invitados por el colectivo C.A.S.I.T.A.  a conversar con el público interesado en el Aula de Anatomía fueron: YP PRODUCTIONS, Jordi Claramonte, Carlos Jiménez, Aurora Fernández Polanco, José Enrique Ema López y Patricia Soley-Beltrán.